INICIO

EMPRESA

DISTRIBUIDORES

HISTORIA

SERVICIO Y REFACCIONES

Durante los años 60´s, existía en México un grupo industrial dedicado a la fabricación de productos metálicos, liderado por los hermanos Hessel. Una de las

empresas principales del grupo era Acermex, dedicada a la fabricación de bicicletas. Con el paso del tiempo y debido a las necesidades nuevas que percibían,

el grupo empezó a incursionar en el mercado de las motocicletas, dando así vida a nuestra marca, Carabela.

Fueron varios los involucrados en el desarrollo de esa nueva marca; sin embargo, el papel protagónico lo tuvo el Sr. Remo Vecchi, quien fue comisionado por Acermex para viajar a Italia en búsqueda de motores que se pudieran usar en motocicletas diseñadas y fabricadas en México. La firma italiana seleccionada fue Minarelli, quien surtió el primer embarque de motores para Carabela.

Para ese entonces, la marca de motocicletas Islo, había desarrollado un mercado importante al importar motores de la marca Morini. Esta marca se vio beneficiada de las condiciones económicas que el presidente Miguel Alemán había promovido al cerrar las fronteras del país en un afán de proteger el desarrollo de la industria mexicana. Tanto Carabela como Islo decidieron importar los propulsores para la fabricación de motocicletas en México.

Este periodo fue denominado por los historiadores como el “Milagro Económico”, una etapa de crecimiento económico acelerado y estimulado por el modelo de industrialización con la sustitución de importaciones (ISI) el cual protegía y promovía el desarrollo de la industria nacional. A través del modelo ISI, el país experimentó un auge económico en el que las industrias expandieron rápidamente su producción.

 

Al momento de la construcción de la fábrica de motocicletas Carabela, se requirió de maquinaria especializada, la cual se importó de diferentes partes Europa como Italia, Alemania y Checoslovaquia.

También se contrataron ingenieros europeos, americanos y asiáticos, logrando que en México se fabricara la cabeza del motor, las tapas y algunos otros componentes, importando los pistones, el carburador y otras partes más precisas.

 

En 1968 se vendieron en México las primeras mini motos, con un motor de 66cc y caja de 3 velocidades, llantas Michelin y carburadores Dellorto. Este modelo creció a un motor de 100cc. Al mismo tiempo se comercializaba un modelo bicilíndrico de 350cc.

 

En cuanto a la oferta de motocicletas todo terreno o cross destacaron en el mercado y en competencias internacionales algunos modelos como: Mini-Enduro 125cc, Caliente MX 125cc, Marquesa 175cc, Enduro 200cc, Centauro 250cc, 350cc y 450cc.

INDUSTRIA EN MÉXICO 1930-1970

"Carabela pronto se posicionó como una de las mejores marcas de México y el mundo."

Con el paso del tiempo, las cifras de venta fueron notoriamente buenas, logrando desarrollar un mercado, una industria y sobre todo una legión de fieles seguidores a la marca. Fue así como por primera vez se sembraron los fundamentos principales de la cultura de motociclismo en nuestro país.

Desafortunadamente, los años de éxito de la marca se vieron limitados cuando la empresa cambió de manos a finales de los años ochenta, siendo adquirida por el grupo Alfa de Monterrey. Con una visión distinta a la de los dueños originales, Alfa empezó a institucionalizar a Carabela; se engordaron las filas administrativas y el mercado no soportó los nuevos costos de producción que repercutieron con mayores precios de venta al consumidor.

Muy cerca del final, una huelga terminó con la esperanza de resurgir la marca. Todo para que a principios de los años noventa se declarara una muerte, que más o menos diez años después, demostró ser temporal. En el año 2000, Motoroad, S.A. de C.V. adquiere las marcas Carabela e Islo con el afán de continuar con esta importante trayectoria que por muchos años marcó la historia del motociclismo en nuestro país.

Motoroad forma parte del GRUPO “MMG”, con presencia directa en Argentina, Estados Unidos, México, Paraguay y Uruguay e indirecta (distribuidores) en más de 13 países. Este grupo cuenta con un Departamento de Ingeniería en China, que es el encargado de supervisar el control de calidad de todos los vehículos que se comercializan en los distintos países, eso hace que nuestros productos posean un alto estándar de calidad y que sus componentes sean los apropiados para cada necesidad de uso.

 

En el año 2014, el grupo MMG ha adquirido en origen, más de 360.000 vehículos, colocándose, de esa forma, entre los primeros 15 compradores más importantes a nivel mundial.

 

En la actualidad Motoroad cuenta con 200 empleados y una Red de 150 Concesionarios Oficiales de las marcas CARABELA e ISLO, con más de 350 puntos de venta en toda la República.

SOCIAL

México   © 2015 Motoroad S.A. de C.V. Todos los derechos reservados

ISLO